© 2017 por GoMind.

Please reload

Recent Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Cambiemos el "créasela" por "sépalo".

August 31, 2017

"Hay que creérsela".

Una frase muy utilizada cuando hablamos de motivación en el deporte, o cuando intentamos generar confianza en los demás para que alcancen sus objetivos, o su máximo potencial. Pero, veamos la definición de Creer: "Considerar una cosa como verdadera o segura o pensar que existe, sin tener pruebas de su certeza o un conocimiento directo de la misma." La definición misma de Creer, nos dice que no hay pruebas o conocimiento directo sobre lo que nos estamos refiriendo. Entonces, ¿Creer en que puedo alcanzar mis objetivos, es verdaderamente estar motivado? ¿Es suficiente? Tal vez para empezar el proceso, está bien creer, pero debemos de construir poco a poco el SABER. 

 

La motivación, es aquella variable psicológica que nos lleva a realizar, mantener o abandonar la actividad deportiva. Dentro de ella, existen dos tipos: La Extrínseca y la Intrínseca. La Extrínseca, es aquella motivación que viene de afuera, es decir, las recompensas que recibimos por la actividad que realizamos. Elementos ajenos a mí. Por ejemplo: el dinero, el reconocimiento de los demás, los premios, etc. Mientras que la Intrínseca, es aquella motivación que viene de mi propio ser. Por ejemplo: Superación personal, autorrealización, salud.

 

Está demostrado, que la motivación intrínseca es más efectiva para potenciar nuestro rendimiento deportivo. En otras palabras, encontrar motivaciones propias, y no enfocarse en elementos ajenos para motivarnos, es ideal para la práctica deportiva (y para cualquier aspecto de la vida, en realidad). Si basamos nuestra felicidad, o nuestra motivación en elementos ajenos a mí, éstos se pueden ir en cualquier momento, ya que yo no puedo controlarlos. Por ejemplo: el dinero, la fama, incluso la pareja. En cambio, si lo que me mueve hacia adelante en la vida son elementos propios, internos y de satisfacción personal, esos elementos si dependen de mi, y sí los puedo controlar. 

 

Una vez que tengamos claros los elementos que nos motivan a realizar el deporte, queremos llegar al punto de lograr un alto grado de autodeterminación. Ese concepto, se define como la capacidad que tenemos para elegir y realizar acciones en base a nuestras propias decisiones. 

 

Estamos tan convencidos internamente, tan claros en nuestras ideas y motivaciones internas y propias, que somos capaces de guiar y elegir las acciones necesarias para alcanzar nuestros objetivos. "Mi plan para alcanzar mi meta, será entrenar X veces por semana al 100%, competir los fines de semana, respetar determinado plan de alimentación, descansar bien, etc". Cuando logremos tener ese convencimiento interno, esas "ganas" para llevar ese proceso, podremos decir que estamos realmente motivados. 

Estos muchachos sabían que lo podían lograr. No solo creían, a ciegas y sin certeza. 

 

Es por eso que debemos cambiar el "créasela", por "sépalo". SABER, con conocimiento y certeza absoluta, que TENGO las capacidades para alcanzar los objetivos planteados. SABER que estoy haciendo todo lo que está en mi control para lograr mis metas. SABER que estoy dando el 100% de mis capacidades, en busca de ese objetivo. Por eso, USTED "SÉPALO", y no se la crea, nada más. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts